Sabrosa Ensalada Holandesa Caprese

Excelente para el almuerzo o la cena.

a la mayoría de las personas, si alguna vez han tenido un niño holandés, lo tenían en el lado dulce, tal vez espolvoreado con azúcar de canela o sazonados con fruta y crema batida. Pero este plato clásico también se puede preparar como un plato salado y esta versión de la ensalada Caprese es perfecta para el almuerzo o la cena.

Los niños holandeses son esencialmente panqueques muy grandes, pero no se hacen como un panqueque normal. No están fritos en el fuego y no contienen agentes de levadura añadidos. La tradición holandesa de los niños comenzó en Alemania, sin embargo, la versión que conocemos hoy fue creada en los Estados Unidos a principios del siglo XX.

Agregar un toque italiano a este delicioso plato lo hace aún más un plato de olla de fusión. Servir esto junto con un plato lateral de verduras y tendrá la cena lista para salir. Y, si nunca antes has hecho un niño holandés, no te hagas intimidar, no es tan difícil.

La clave para hacer que este plato maravilloso se inicie con una sartén de hierro fundido presentado con 2 cucharadas de petróleo. Esto se calienta en el horno antes de que entra la pasta, asegurando que los delicados pasteles se cocinan uniformemente. Los niños holandeses son divertidos de servir porque se hinchan bastante dramáticos, casi como una especie de Soufflé de pasta.

Una vez que la masa está lista, es hora de espolvorear con la mezcla de hierbas y queso y cocinar al niño holandés durante unos 20 minutos.

Mientras aún está caliente, se agrega un condimento fresco de mozzarella, espinacas, albahaca y aceite de oliva para un acabado espectacular a esta comida intrigante. La adición de este condimento, al mismo tiempo que elimina al niño holandés del horno significa que los sabores realmente se unen.

Para un poco más de sabor, puede agregar una reducción del vinagre balsámico como un esquema final, pero esto es Opcional porque no a todos les gusta el sabor del vinagre. También puede espolvorear un poco de pesto para un ponche de albahaca adicional.

Si está buscando una versión más interesante de la pizza margherita, no revise este niño sabroso y holandés digno de la cena.

Sabrosa ensalada holandesa Caprese

sirve 4-6; 15 minutos de preparación, 30 minutos de cocción

ingredientes
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 huevos
  • 2/3 taza de harina para todos los usos
  • 2/3 taza de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 taza de espinacas picadas
  • 1 cucharada de cebolletas frescas, picadas
  • 1 cucharada de hojas de tomillo
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  • 2 1/2 tazas de mozzarella rallada
  • 1 taza de tomates cherry, corte por la mitad
  • sal y pimienta a Prueba
Preparación
  1. Precalienta el horno a 425˚. Vierta el aceite vegetal en una sartén de hierro fundido y póngalo en el horno durante diez minutos.
  2. en un tazón grande, agregue los huevos y la harina y mezcle. Agregue la leche, la mantequilla y la sal y vuelva a golpear. Doble la mitad de la espinaca picada.
  3. en un recipiente separado, mezcle 1/2 taza de mozzarella, cebolleta, tomillo y mitad de la albahaca picada.
  4. Retire la sartén del horno y verter lentamente la masa. Espolvoree la mezcla de queso con hierbas y hornee en el horno durante 20-25 minutos o hasta que la masa esté dorada e hinchada.
  5. Mientras que el niño holandés está cocinando, únase a la mozzarella, la espinaca y la albahaca permanecen con los tomates. y aceite de oliva en un tazón separado. Añadir sal y pimienta al gusto. Vierta esta mezcla en el niño holandés mientras aún está caliente.
  6. se corta en cuñas y sirva inmediatamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.